Nuevo llamado a la acción
Individuos

En auto a Mendoza, tierra de vendimia y fe

15-sep-2017

Con sus innumerables atractivos naturales y la diversidad de actividades que ofrece, Mendoza es un destino obligado para quienes buscan atesorar experiencias inolvidables.

Geografía de Mendoza

La superficie de Mendoza es de 148.827 km2. Se divide administrativamente en singulares y típicos 18 departamentos y la población ronda aproximadamente el millón y medio de habitantes.

Está rodeada de montañas espectaculares y casi podría decirse que es desértica y desolada, pero nuestro Creador ha querido, evidentemente, darnos una sorpresa inolvidable, pues Mendoza es una tentación permanente.

De norte a sur se extiende la Cordillera de los Andes, con picos de más de 5.000 metros de altura, entre los que se destacan el temido Aconcagua, el Tupungato y el Juncal. Al este de la cordillera principal se encuentra la cordillera frontal, con bloques elevados que no configuran una cadena continua. Alcanza alturas de hasta 5.000 metros, bajando hacia el sur en la zona del río Diamante.

La precordillera o paso de Uspallata nace en el norte de la provincia hasta el río Mendoza, con alturas promedio de 4.500 metros que van disminuyendo y haciéndose más ancha a medida que se aproxima al sur y al centro, para dejar paso a la gran depresión surcada por los ríos Mendoza, Tunuyán, Diamante y Atuel.

La planicie es muy pequeña pero es aquí donde aparecen oasis agrícolas de enorme importancia porque, irrigados por los ríos, producen frutas y hortalizas de gran calidad, tanto para el mercado interno como para la exportación. Los canales y acequias aportan el caudal de agua suficiente para las forestaciones de álamos, eucaliptus, vides, frutales y sauces que reemplazan al monte, las coladas basálticas y las salinas.

Entre montañas gigantescas, desiertos soleados, depresiones y volcanes, aparecen mágicamente ciudades y pueblos que solo la imaginación de pintores como Monet o Pizarro, fantásticos exponentes del impresionismo francés, podrían reflejar. Todo es multicolor, todo es belleza, ordenada y perfecta, perfumes naturales, frescura y hospitalidad.

Turismo en Mendoza

La ciudad de Mendoza tiene una activa vida comercial y muy buena planificación urbana. El Parque Gral. San Martín, ideado por el célebre paisajista Carlos Thays, es un ejemplo de belleza y armonía. lniciado en 1896, es un verdadero jardín botánico, considerando las múltiples especies que allí abundan, mostrando que con esfuerzo y perseverancia, el mendocino se le atreve al desierto, sabiendo que puede transformarlo para su provecho. Hay un rosedal con más de 5.000 rosales y un lago cristalino de 1.000 metros de extensión donde se refleja el emocionante monumento que describe como ninguno el cruce de los Andes coronado por la imagen pétrea de la libertad, que como la Victoria Alada de Samotracia, despierta sentimientos difíciles de explicar pero que tienen que ver con la naturaleza humana, que frente a tamaña expresión artística siente ansias de volar.

vino mendocino.jpeg

No muy lejos se pueden visitar las ruinas de San Francisco, el solar de San Martín y la casa natal de su hija, Mercedes, quien junto a su esposo e hija yacen en Mendoza para recordarnos que es la ciudad más sanmartiniana de la Argentina. Como en el París napoleónico, Mendoza tiene la marca indeleble del Libertador de América. Dondequiera que el turista vaya, no podrá nunca dejar de percibir, con mayor o menor certidumbre, la presencia del Héroe de la Independencia, que marcó un momento decisivo en la vida y el futuro de los mendocinos, orgullosos guardianes de su voluntad. Allí creó el Ejército de los Andes, preparó sus armas, acunó la bandera bordada por las Damas Mendocinas, hizo que su camarógrafo mental, Álvarez Condarco, recorriera el colosal trayecto andino para traerle información, y finalmente se dispuso a emprender el viaje incomparable del cruce de los Andes para libertar a los pueblos americanos que lo reconocen como Padre de la Patria y cuyo monumento adorna también plazas y paseos públicos de Chile y Perú.

Historia de la ciudad

La región cuyana fue explorada por la ruta del Tucumán y en 1561 fue fundada la ciudad de Mendoza por Pedro del Castillo. La presencia de la cultura incaica impresionó a los españoles, aunque tanto los huarpes como los puelches y pehuenches no representaron un problema difícil de resolver, si bien el invasor se cuidó muy bien de destruir el valioso sistema de acequias creado y utilizado por los indígenas. Sin embargo, fueron preferentemente los inmigrantes italianos los que plantaron los primeros sarmientos y crearon las más antiguas bodegas que tuvieron una incidencia insospechada en el despegue de la industria mendocina.

Cepas de origen francés (introducidas por Pouget a fines del siglo XIX) extendieron los viñedos mendocinos hasta el pie mismo de las montañas. El clima seco, la altura y el suelo dieron milagrosamente a Mendoza la posibilidad de producir los vinos más célebres y premiados del mundo entero, y el desarrollo económico y social hizo del mendocino alguien que confía en su prudencia para resolver toda clase de situaciones. Su pragmatismo lo abre permanentemente al cambio, sin desechar jamás el pasado que lo enaltece y avanza sin sobresaltos confiando en que su accionar, calmo y apasionado, afirmará el futuro que crea continuamente. Por eso no es casual que Mendoza haya dado al país personajes inolvidables, como Julio Le Parc, Quino, Antonio Di Benedetto, Nicolino Locche, Bernardo Razquin, la banda Los Enanitos Verdes, Hugo Corro, Paco Bermúdez Pascual Pérez, Fernando Fader, Armando Tejada Gómez, Florencio Escardó, Leonardo Favio y... tantos famosos que el listado llevaría varias hojas.

Pero no solo de vino vive el mendocino. La minería y el petróleo de calidad enriquecen la provincia con yacimientos de uranio, carbón, hierro, magnesio, cal, sal, azufre y fluorita, que junto a las cuencas de petróleo y gas natural incrementan el rendimiento económico de la provincia.

El turismo encuentra en Mendoza una extensa variedad de posibilidades: de alta montaña y escalamiento; de esquí en pistas reconocidas en el mundo entero, como Las Leñas y Valles del Plata; recorridos históricos como los Penitentes, que también se disfrutan en verano para trekking, safaris fotográficos y rafting en el río Mendoza. La Fiesta de la Nieve y por supuesto la de la Vendimia, única y maravillosa en su tipo y características, convierten a Mendoza en un paseo obligado de argentinos y extranjeros que cada vez con mayor frecuencia llegan a la generosa provincia para descubrir los atractivos nunca vistos, probar sus habilidades, degustar los vinos más finos e internacionalmente más celebrados en una tierra verdaderamente incomparable e inolvidable.

Nuevo llamado a la acción

TAGS: Individuos

¿Fué útil este artículo? Compartilo

Notas Relacionadas

7 consejos para proteger tu auto del granizo

Proteger tu auto del granizo es fácil con estos consejos. No permitas que una tormenta dañe tu carruaje. ¡Aprendé cómo evitarlo con este artículo!

Seguros de personas: ¿qué cobertura necesito?

Fomentamos una cultura aseguradora, en especial en lo que respecta a los Seguros de Personas. La información que necesitás para elegir tu cobertura.

Medidas de seguridad básicas para viajar en auto con niños.

Viajar en coche con niños no es cosa de... niños. Es necesario tomar medidas de seguridad para garantizar su integridad física. ¿Las tomás con tus pequeños?

7 consejos para proteger tu auto del granizo

Proteger tu auto del granizo es fácil con estos consejos. No permitas que una tormenta dañe tu carruaje. ¡Aprendé cómo evitarlo con este artículo!

Seguros de personas: ¿qué cobertura necesito?

Fomentamos una cultura aseguradora, en especial en lo que respecta a los Seguros de Personas. La información que necesitás para elegir tu cobertura.

Medidas de seguridad básicas para viajar en auto con niños.

Viajar en coche con niños no es cosa de... niños. Es necesario tomar medidas de seguridad para garantizar su integridad física. ¿Las tomás con tus pequeños?

Suscribite a nuestro
newsletter y recibí las
últimas novedades